fbpx
(999) 9 26 32 28 hola@microsipste.com

Lecciones de una empresa exitosa: 19 años de Microsip del Sureste

“Las empresas no son los edificios, ni los muebles, ni las computadoras; son las personas que trabajan en ellas”, palabras de nuestro Director General.

A través de esta filosofía, Microsip del Sureste ha llegado a los 19 años victoriosamente, sin trucos, ni secretos. No existe una fórmula para el éxito, pero definitivamente a lo largo de todos estos años hemos aprendido ciertas lecciones que han sido clave en nuestro camino para impulsar a las empresas mexicanas a través del software; sin embargo, hoy nos gustaría hacerlo a través de nuestras palabras.

Toda gran empresa comenzó con un sueño y unas tremendísimas ganas de hacerlo realidad. En una casita con solo un escritorio, un teléfono y una computadora que se conectaba a Internet dos veces al día para bajar correos, nace el sueño de Microsip del Sureste ¿cuál fue el siguiente paso? Tocar puertas y ponerse a vender. No existe solución mágica más que el enfoque y constancia, que es cuestión de todos los días.

El éxito se construye y requiere tiempo, esfuerzo y especialmente, resiliencia, pues el camino definitivamente no es fácil. Sí, vas a cometer errores, pero lo importante es levantarse y seguir; te dirán muchas veces que no, te cerraran la puerta en la cara, te recomendaran que te dediques a otra cosa; pero nunca debes perder el enfoque ni mucho menos las ganas de seguir. No dejes que tu pasión se apague y cuando eso ocurra, reanímala con disciplina y recuerda tu visión ¿dónde te ves en el futuro? Decrétalo y vívelo diariamente; una visión inteligente es clave.

¿Crees que fue fácil vender software en los inicios? Si hoy existe una cierta ignorancia sobre la importancia de los sistemas administrativos, imagínate hace 19 años. Si hubiéramos renunciado porque la cosa se puso difícil, hoy la historia sería muy diferente, pero tuvimos visión.

¡No abandones! ¡Muévete! ¡Arriésgate! Busca alternativas, desarrolla tu persuasión, empápate de aprendizajes y lee mucho. Aprende a vender, pues ese siempre será el principal reto y el determinante de tu éxito.

La primera venta de Microsip del Sureste no fue un acto trascendental; al contrario, vino seguido de un “ya era hora… bueno ¿Quién será el siguiente?” No te encapsules en tus éxitos, ten la mirada siempre en la próxima jugada y una vez que estés encarrilado en las ventas, enfócate en los procesos, así es, la metodología y el modelo de negocio. Al principio necesitaste de mucha energía, empuje, fuerza, auge, espíritu emprendedor; después de un tiempo esas características ya no bastan, llega un punto en el que lo más importante se vuelve la buena administración y el control, la capacidad de establecer y seguir reglas, el orden y los procesos. El liderazgo se transforma y entra la importancia de responsabilizarse y tomar mejores decisiones. El trabajo del líder no es sentarse a contar el dinero, es decidir y eso implica escuchar y tener intuición.

El líder debe tomar buenas decisiones fundadas en ética y valores, no solo por la salud financiera de su empresa, sino por el bienestar de todas las personas implicadas; tanto los colaboradores como los clientes. El proceso de vender un producto o servicio es una cadena compuesta por muchos eslabones (personas) todos igual de importantes, todos con necesidades. El pensamiento sistémico y una cultura organizacional profesional que realmente se preocupa por hacer bien su parte es lo que determina el verdadero éxito, no el dinero. El sentirse parte de algo más grande que uno mismo, el pertenecer a algo bueno. Una empresa de personas para personas, no un simple edificio.

Esta es la esencia de Microsip del Sureste, lo que nos ha traído 19 años de éxito. Éxito en haber creado una red de personas comprometidas con la misma visión: servir. Éxito en ser generadores y distribuidores de riqueza. Éxito en haber convertido un sueño en realidad, un sueño que pertenece a todos los que formamos parte de Microsip del Sureste y al que diariamente contribuimos. Microsip es nuestro, es tuyo. El éxito es de todos.

 

¡Felicidades!

Valentina Ceballos

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agenda tu Llamada

 




×
Contacto Whatsapp

 




×
Correo Electrónico

 

×